Hello, it’s me

Ven, te invito a un café.

Me encanta el café recién hecho. Despertarme por la mañana y que su aroma me haga levantarme con un cierta ilusión por un día nuevo.

Si, soy de esas personas que es mejor no hablar hasta que no se acabe su taza (o tazas) de café mañanera(s).

¿Quién soy?

Qué sé yo.

Podría contarte que soy una millennial licenciada en Publicidad y Relaciones Públicas y que cuando, terminé la carrera, la crisis laboral/ económica, junto con mi inquietud, me empujaron a matricularme en Derecho por la UNED. Ella, aventurera e ilusa.

Los siguientes años ya lo puedes imaginar: primeros contratos de prácticas, empezar un curso tras otro (la fascinante “titulitis”)  y un todo un mundo por descubrir que, como era de esperar, pusieron fin a mi vena legislativa.

También podría enumerarte las distintas agencias por las que me dejé caer. Comunicación offline, ruedas de prensa, eventos, marketing digital, social media… Hasta que llegué al lugar que me cambió la vida: la gran familia de Cultura Inquieta

Y si, soy todos estos años de experiencia profesional, pero hoy sé que soy más.

Soy la música que me acompaña a diario, que bucea en mi memoria, que detiene el tiempo y retuerce sentimientos .
Los planes al aire libre.
Reir, reir a carcajadas y seguir riendo.
Soy el placer que me produce mirar el mar. Podría pasarme horas y horas. 
Soy esa ‘caña rápida’ en una terraza, que se convierte en horas resolviendo el mundo.
El olor a césped recién cortado.
La tradición de los festivales de verano y los conciertos atemporales.
Soy amante de las mentes infinitas, de los corazones inconformistas, de las miradas transparentes y de los abrazos en los que quedarse a vivir.
Una fotografía sincera con un enfoque inesperado.
Llorar.
Soy los tatuajes que conviven con mi piel, y los que lo harán.
La improvisación.
Los libros que me atrapan desde la primera página y las películas que me dejan ‘noqueada’.
Las fotos y vídeos del móvil que no quiero borrar.
Soy Bego, Petu, Petunia, Begoñetis, Begus, Begs, Begotxu…
Una ciudad desde la azotea.
Soy de hablar de nada y de todo. De profundizar en los detalles y deslizarme por lo banal.
Los bailes, viajes, planes inesperados y noches trasnochadas.
Soy un trocito de todas las personas que han pasado, y  pertenezco a las que se han quedado.
Lo que dejan los buenos momentos y lo que enseñan los menos buenos.
Soy independencia y libertad.
Inconformismo. 

Y más. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s